Niños y drogas en el Perú


Navegando por la web, encontré la nota de un amigo acerca del narcotráfico en el Perú. El tenebroso negocio con el protagonismo de los niños. Lo comparto para que usted pueda sacar sus propias conclusiones:

Miles de niños se insertan a la producción ilícita de la droga
No importa quién, ni cómo, lo que cuenta es la mano de obra barata destinada a la cosecha de hoja de coca que irá directamente a las pozas de maceración y a la producción de pasta básica de cocaína, una droga tan letal para el futuro de niños, adolescentes y jóvenes, quienes ponen en riesgo incluso sus propias vidas, por el dinero relativamente fácil de la actividad ilícita del narcotráfico.
Uno de los graves problemas del narcotráfico es la deserción escolar. De acuerdo a estudios realizados por el Instituto de Estudios Internacionales, IDEI, de la Pontifica Universidad Católica del Perú, de cada diez niños del VRAE nueve terminan abandonando las escuelas para dedicarse a la cosecha de hoja de coca. Según el mismo estudio, las debilidades del sistema educativo inician con la inadecuada infraestructura educativa, pasando por las distancias geográficas entre los centros educativos y las viviendas de los niños y adolescentes, sumado a que no hay posibilidades de seguir avanzando en sus estudios superiores, porque en el VRAE no existe universidad y sólo hay deficientes institutos superiores.
Estas debilidades facilitan el accionar del narcotráfico que termina convenciendo a esta población carente de oportunidades de superación de que sólo con la cosecha de la coca ilegal se puede mejorar sus condiciones de vida.
El Dr. Fabián Novak, Director del IDE, ha señalado en el programa radial Ayacucho comenta, de radio Wari, que se ha encontrado que muchos niños y adolescentes de la zona son afectados directa o indirectamente cuando comienzan a trabajar en la producción ilícita de coca, que va al tráfico ilícito de drogas. Explicó que estos niños y niñas a temprana edad se incorporan a la cosecha de hoja de coca, porque hay un pago por estos trabajos. Tomó como ejemplo al Alto Huallaga donde se paga 0.50 o 0.70 céntimos de sol por cada kilo de coca cosechada, mientras que en el VRAE llega a 1.20 por kilo, y cuando hay demasiada demanda puede llegar hasta S/.1.50 por kilo.
Si bien el estudio habla de debilidades en el sistema educativo, también podemos ver la poca presencia del Estado y su vago compromiso por mejorar las condiciones de los padres de familia del VRAE y el alto Huallaga. Está bien claro que no se puede hablar de reducción del tráfico ilícito de drogas si los padres de familia no tienen con qué alimentar a sus hijos o no saben cómo solventar la educación de sus hijos, precisamente porque hay deficiente presencia del Estado para generar condiciones de vida para esta población.
No argumentamos a favor ni estamos justificando la actividad ilícita del narcotráfico, pero es necesario entender que la lucha contra el narcotráfico no pasa por propuestas radicales y presión policial o militar, sino del trabajo integrado de los sectores del Estado y de la cooperación internacional, que permitan competir con la enraizada idea de que sin el dinero del narcotráfico no habría vida en las cuencas cocaleras.
Hay muchos compromisos adquiridos para con esta población y son casi nada los cumplidos y a esa decepción popular se suma la idea del dinero fácil, sin necesidad de pasar por las aulas universitarias o siquiera terminar la escuela, ya sea porque quienes terminaron la secundaria no pudieron seguir avanzando en escuelas de formación superior, porque simplemente su economía familiar no les permite o, en el otro lado del río, porque no hay centro de estudios superiores, y los pocos que acceden a estos dos institutos superiores tienen que enfrentar la deficiente formación académica que no les permite ser competitivos en el mercado laboral cada vez más exigente.
Con todo esto, podemos seguir pensando que la lucha contra el narcotráfico sólo depende de la decisión de la población de dejar la producción de coca? O es necesario replantear esa política antidrogas que pocos resultados positivos trae? Mientras no haya sinceramiento en el tema no podemos hablar de futuro digno, sano y próspero de la población del VRAE, dentro de la actividad lícita, lejos del peligro de la comercialización ilegal y sangrienta del narcotráfico.

(Colaboración de Richard Galdo Valdivia).

Saludos a todos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s