Lo primero es lo primero


“Lo que importa más nunca debe estar a merced de lo que importa menos.” escribió Goethe.
.
A usted, quisiera hacerle dos preguntas: la primera, ¿Qué puede hacer usted, que no esté haciendo ahora y que, si lo hiciera regularmente, representaría una tremenda diferencia positiva en su vida personal?, y la segunda,  ¿Qué produciría resultados similares en su vida profesional o en su empresa?.
Para ayudarle a reponder a estas dos cuestiones quiero relatarle una historia:

El líder de un seminario quería explicar algo importante, así que tomó una jarra de boca ancha y la llenó de piedras. «¿Está la jarra llena?» preguntó. «Sí» fue la respuesta. «¿De veras?» volvió a preguntar. Luego echó guijarros más pequeños en la jarra para llenar los espacios entre las piedras. «¿Está llena ahora?» «Sí» dijo alguien más. «¿De veras?» Entonces llenó los espacios restantes entre las piedras y los guijarros con arena. «¿Está llena ahora?» preguntó. «Probablemente no», dijo otra voz, para diversión de los asistentes. Luego tomó un jarro de agua y lo vertió en la jarra.
«¿Cuál es la lección que aprendemos de esto?» preguntó. Un ansioso participante levantó la voz: «No importa cuán llena esté la jarra, siempre hay espacio para más». «No exactamente», dijo el líder. «La lección es: para hacer caber todo en la jarra, hay que poner las cosas grandes primero».
No sé si en este caso se hubiese cumplido que “el orden de los factores no altera el producto”, pero lo que sí sabemos es que hemos descubierto que tal como pensamos, así vemos las cosas.
Goethe nos ha dicho, en otras palabras, que lo primero es lo primero.
De hecho, nuestras prioridades tienen que estar supeditadas a nuestros principios y sistema de valores y, a través de la historia aprendemos que lo primero es lo primero, lo segundo es lo segundo, lo tercero es lo tercero, etc. Del mismo modo, aprendemos a visualizar las cosas de una manera superior.
Jesús proclamó un principio similar en el Sermón del Monte. Él sabía que desperdiciamos tiempo preocupándonos por las pequeñeces que parecen muy urgentes y que no reparamos en las cosas grandes de valor eterno. «Vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas», Jesús les recordó a Sus oyentes. Del mismo modo, las personas cristianas están de acuerdo con la cita bíblica:
 “Mas buscad primeramente el  reino de Dios y su  justicia, y todas estas  cosas os serán añadidas.” (Mateo 6:33), y lo aplicarán a su vida personal y profesional, surtiendo efectos positivos en su vida; una persona agnóstica o atea, que piensa diferente, verá las cosas de manera distinta, y el mensaje lo captará incompleto, sacándole poco provecho.

Colaboración: E. Fabiola Céspedes Hurtado
Editor: Javier Céspedes Hurtado                  javiparisien@gmail.com

Anuncios

Un pensamiento en “Lo primero es lo primero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s